Compartir

Redacción ejecentral

Como parte de su primera gira de trabajo en Chihuahua, el presidente Andrés Manuel López Obrador realizó un encuentro con pobladores de Ciudad Juárez, quienes portaron mantas en contra de la mina de Samalayuca

Desde principios de año, organizaciones ambientalistas presentaron una mesa de resultados a estudios realizados para evidenciar los problemas ambientales, económicos y socioculturales que traería consigo la apertura de esta mina.

Los activistas señalaron que la apertura de esta mina de cobre a cielo abierto, contaminará mantos acuíferos.

A la llegada de López Obrador a las instalaciones del Colegio de Bachilleres de Ciudad de Juárez, los inconformes montaron tractores y vehículos con mantas con arengas en contra de la minera canadiense.

Durante el evento las consignas en contra de la mina se hicieron presentes, sobre todo cuando el gobernador de la entidad, Javier Corral intentaba articular un discurso. Sin embargo, AMLO hizo un llamado a la unidad, el cual fue acogido por unos y rechazado por otros.

A los manifestantes, les dijo que la secretaria de Economía, Graciela Márquez Colín se reuniría con ellos para dialogar pues “no se va a hacer nada en contra de la voluntad del pueblo”. Asimismo, dijo que se evaluará si se permite o no la operación de la mina.

En agosto pasado la empresa canadiense VVC Exploration Corporation anunció la inversión de 4 mil millones de dólares para la creación de la mina a cielo abierto, en la cual se extraerá cobre y servirá para crear mil 200 empleos.

Fueron 8 años los que tardaron las investigaciones y estudios para la apertura de esta mina, sin embargo, una serie de trámites sobre uso de suelo la habían frenado. El proyecto fue anunciado desde 2015, cuando César Duarte, ahora prófugo de la justicia, era gobernador de Chihuahua.

Según los estudios realizador por organizaciones medioambientalistas, los mantos acuíferos que se verán afectados por esta mima son los de Samalayuca, Mesilla y el Hueco, que abastecen de agua las zonas de Juárez, El Paso y Las Cruces. CJG

Compartir