Compartir

Jonathan Nácar

El feminicidio de Victoria Esperanza Salazar a manos de policías municipales de Tulum es un reflejo de la violencia feminicida que, al menos desde 2018, azota en Quintana Roo.

Sin embargo, las autoridades han sido omisas en investigar los homicidios con perspectiva de género, pues de las 307 mujeres que han sido asesinadas de 2015 hasta febrero de este año, sólo el 14.3% han sido consideradas como feminicidios.

La entidad se ubica dentro de los primeros lugares a nivel nacional con las tasas más elevadas de víctimas mujeres en homicidios culposos, lesiones, secuestro y violencia familiar.

Los feminicidios en Quintana Roo, que entre 2015 y 2016 no registraron víctimas, han puesto en evidencia la alta incidencia de crímenes en contra de las mujeres que a la fecha mantienen al estado dentro de los que tienen las tasas más altas de víctimas de violencia familiar, homicidio y lesiones culposas, secuestro y trata de personas.

Evidencia de esta creciente violencia es que mientras entre 2015 y 2018 en el estado se registraron 11 víctimas de feminicidio, a partir de 2019 la incidencia ha repuntado al grado de que al cierre del año pasado sumaron un total de 31 víctimas, y 114 mujeres más que fueron asesinadas sin que se considerara un crimen en razón de género.

Para el primer bimestre de este 2021, los municipios de Benito Juárez y José María Morelos figuran en el listado de 100 localidades con feminicidios en el país.

Aunado al alza de víctimas por ese y otros delitos como el de trata de personas que entre 2019-2020 alcanzó una incidencia de 43 víctimas, 34% de las cuales fueron menores de edad.

La Comisión de los Derechos Humanos de Quintana Roo reportó que al cierre de 2020 la mayor incidencia de hechos violatorios los tuvieron las denuncias por detenciones arbitrarias, tratos crueles y degradantes y ejercicio indebido del servicio público, siendo los agentes de seguridad pública y tránsito las autoridades municipales más señaladas.

“En el caso de los feminicidios, antes no se consideraban feminicidios, eran homicidios, esta clasificación comienza prácticamente con nosotros; por eso también el aumento de feminicidios, entre otras cosas, porque antes asesinaban a las mujeres y no se consideraba feminicidio, eran homicidios”, señaló esta mañana el presidente Andrés Manuel López Obrador respecto a la ola de feminicidios que azota al país.

En respuesta, el Observatorio Nacional Ciudadano recordó que los esfuerzos de la sociedad civil en busca de que se tipificara el feminicidio en el país se remontan a marzo de 2011, y finalmente el tipo penal de ese delito se creó en 2012.

La contabilización de delitos y víctimas de feminicidios, así como de otros delitos como homicidio, secuestro, entre otros se registra en el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública desde enero de 2018 y a la fecha se cuenta con datos desde enero de 2015. 

Compartir