Foto: Presidencia

Compartir

Norma Montiel

En el marco del Día Mundial de la Prevención del Suicidio, el subsecretario de salud Hugo López-Gatell reconoció que el área más abandonada es la de salud mental, admitió que no existe el nivel de atención que se esperaría en un país como México y que, incluso, tomará más de un sexenio modificar el modelo de atención.

Durante la conferencia vespertina número 195 en la que la Secretaría de Salud informó que México registra 652 mil 364 casos de Covid-19; 86 mil 270 sospechoso y 69 mil 649 defunciones por el nuevo coronavirus, el componente temático fue el Programa Nacional para la Prevención del Suicidio.

En la presentación el director General de los Servicios de Atención Psiquiátrica, Juan Manuel Quijada Gaytán, afirmó que la tasa nacional de suicidios en México es de 5.3 por ciento, representando la segunda causa de muerte en el grupo de jóvenes de 15 a 29 años de edad.

Quijada Gaytán indicó que las personas que se suicidan generalmente lo intentaron previamente como una solución temporal, pero luego les genera culpa y, ante la estigmatización del suicidio, no buscan apoyo por miedo a ser juzgados o criticados.

Al respecto Miguel Malo Serrano, asesor internacional en Enfermedades Crónicas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo que el suicidio es un problema de salud pública, pero prevenible.

CONSULTA NUESTRO REPORTE ESPECIAL |

Compartir