Compartir

Jonathan Nácar

En tres años, la Base Aérea Militar No. 1 de Santa Lucía deberá estar habilitada como aeropuerto comercial y seguir cumpliendo la función que ahora tiene para la Fuerza Aérea Mexicana. El encargado de coordinar y facilitar que todo se cumpla en tiempo y forma es Sergio Rubén Samaniego Huerta, un ingeniero agrónomo zootecnista quien en su cartera porta diario cinco cédulas profesionales más, pues dice, “debo identificarme con la que corresponda”.  

Un ingeniero enfocado en la agricultura, con especialidad en el aprovechamiento de animales domésticos y silvestres, ¿cómo podría desarrollar un proyecto aeroportuario de tal envergadura? Para el también exdirector general de Avalúos, en el Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales, eso no le genera conflicto alguno y se dice orgulloso de una de sus múltiples materias de expertise.  
Reconoce que el rediseño del sistema aeronáutico no es materia que le compete, pues no está en su comisión, y aclara: “yo soy coordinador de todos los esquemas y tengo que tener áreas, apoyo aire, apoyo tierra, apoyo técnico, suministros, servicios, relaciones públicas, relación con la Fuerza Aérea, todo ese grupo tendrá que tener un especialista titular que es el que rendirá reportes. A mí me toca ser el coordinador, facilitador, interlocutor de todos ellos, entre ellos horizontal y verticalmente con el Grupo Aeroportuario”.

CuadroWeb_sergio_samaniego_ingeniero_agronomoTiene su propia empresa de avalúos y sin empacho, suelta: “orgullosamente soy ingeniero agrónomo de la Escuela Nacional de Agricultura, ahora Universidad Autónoma de Chapingo. Pero también soy: ingeniero agrónomo, especialista en zootecnia; experto en sitios urbanos, en sitios rurales, en negocios en marcha; con maestría en cualquier tipo de valuación”.

Y prosigue, “soy perito de bienes nacionales, perito en materia energética, de trazos de infraestructura en bienes nacionales, perito en tribunales, perito bancario, perito fiscal para traslado de aluminio y para impuestos prediales, soy perito particular”.

Samaniego Huerta, fue administrador general de la cooperativa camaronera “Estero la Ventana”; ha dirigido empresas de construcción de infraestructura rural, industriales, comerciales, consultoras y de servicio profesional, y ha llevado la dirección dentro de instituciones financieras y de servicios agropecuarios.

Es titular de su propio despacho “Agroasistencia Profesional” dedicado a estudios y avalúos; Gerente Regional de la “Promotora Nacional de Granos” PRONAGRA, consultor extranjero en México para el InterAmerican Bank de Nuevo México, Estados Unidos, en materia de estudios de inversión; dirigió el Puerto Pesquero de la empresa Propea, S. A., en Alvarado, Veracruz; fue titular de Crédito y luego coordinador de Recuperación de Cartera en el Banco Nacional de Comercio Interior, SNC.

ES DE INTERÉS |

“SI Santa Lucía no puede operar, 
lo reconoceremos”: Sergio Samaniego

Santa Lucía es inapropiado: Mitre

Compartir