Foto: AFP

Compartir

AFP

Singapur anunció este martes nuevas restricciones, incluida una veda a la presencia de espectadores en espectáculos deportivos, ante un aumento en los contagios de la Covid-19.

Las medidas fueron adoptadas luego de un cierre parcial, acompañado de un riguroso régimen de pruebas y rastreo de contactos, con los cuales Singapur prácticamente había erradicado los contagios.

Sin embargo, los casos de la Covid-19 crecieron la semana pasada, cuando las autoridades anunciaron varios nuevos focos y reportaron 60 infecciones de transmisión local.

Un foco de contagio detectado en uno de los mayores hospitales de Singapur alcanzó 40 casos, incluido un paciente de 88 años que murió el sábado.

Ante ello, las autoridades anunciaron en conferencia de prensa la prohibición de reuniones de más de cinco personas, y los grupos mayores a ese número tendrán que trabajar desde casa.

Los gimnasios permanecerán cerrados y se establecieron límites al número de participantes en conferencias, bodas y funerales.

Viajeros que llegan desde la mayoría de los países deberán hacer cuarentena por tres semanas, en lugar de dos como se venía haciendo.

«Las próximas semanas serán críticas», dijo el ministro de Salud, Gan Kim Yong.

Advirtió de más restricciones si la situación se deteriora, incluyendo la posibilidad de otro cierre parcial.

Singapur ha detectado muy pocos casos de la Covid-19, comparado con el resto del mundo, pero los nuevos focos de contagio despertaron temores de un repunte de casos en la ciudad-estado, cuya economía sufrió su peor recesión el año pasado a causa del virus.

Las autoridades sanitarias de Singapur, de 5.7 millones de habitantes, han reportado 61 mil contagios y 31 muertos por coronavirus, muy por debajo del promedio global.

ES DE INTERÉS|

Compartir