Compartir

Redacción ejecentral

En las más altas esferas del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, ven a dos posibles responsables de las grabaciones en las cuales se involucra a ejecutivos de OHL México en presuntos actos de corrupción con funcionarios y magistrados del Estado de México. En esta Trastienda le informamos que dentro de la empresas cuya matriz está en España, están convencidos los mexiquenses cercanos a la constructora, que se trata de Infraiber de Pedro Topete, pero en el entorno presidencial, sospechan del sospechoso de siempre, Carlos Slim, de ser el responsable. Y todo porque en una de las primeras licitaciones de este gobierno, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes decidió dársela a OHL, pese a que la constructora Ideal de Slim fue la mejor en los seis requerimientos exigidos, bajo el argumento que ¡no tenía capital para iniciar la obra!

Compartir