Foto: Especial

Compartir

Marco Antonio Aguilar

El presidente Andrés Manuel López Obrador lamentó las 122 víctimas de la explosión de una toma clandestina en un ducto de Petróleos Mexicanos (Pemex) en el municipio de Tlahuelilpan, Hidalgo, y aseguró que éste ha sido el dolor de sus dos primeros meses de su gobierno.

“Lo que me duele es la pérdida de vidas por la explosión en Hidalgo”, dijo el mandatario.

Al hacer un balance sobre las acciones y resultados del inicio de su sexenio, aseguró que “vamos muy bien”, por lo qué enlistó los logros que ha tenido en los primeros 60 días de iniciada la Cuarta Transformación.

Entre ellos, el inicio de los Programas Integrales de Bienestar, como el apoyo a adultos mayores, “Jóvenes Construyendo el Futuro”, apoyo a personas con discapacidad, y becas para estudiantes de todos los niveles.

Detalló el aumento al salario mínimo, las mejores semanas del peso que «ha ganado fortaleza» y de la Bolsa Mexicana de Valores.

López Obrador señaló que ha quedado de manifiesto que no habrá lujos durante su administración y celebró el compromiso de la población en ayudarle.

«Ha quedado de manifiesto que no habrá lujos en el gobierno, es importante saber que contamos con el apoyo de la gente. Esta va a ser la tónica, no vamos a cambiar, vamos a terminar de echar a andar al gobierno, que no estaba hecho para el beneficio de la sociedad, del pueblo, estaba al servicio de traficantes de influencia, un gobierno para los negocios particulares, jugosos.» precisó.

ES DE INTERÉS

Ya son 120 los muertos por explosión en ducto en Tlahuelilpan

Tlahuelilpan, el duelo en la tragedia

Compartir