Compartir

Jonathan Nácar

Saber en tiempo real cuando alguno de tus empleados tiene fiebre, sin usar algún termómetro, ni acercarte a una distancia menor a los 1.5 metros o identificar cuándo dos personas no están acatando la sana distancia, explorar las probabilidades de contagio e identificar los casos sospechosos de Covid-19 es posible a través de la tecnología de “Seguimiento de la gestión de contactos en interiores” (TICM, por sus siglas en inglés). 

Se trata de Tracking Covid, un sistema de sensores que mediante tecnología de Bluetooth Low Energy (BLE) o Bluetooth de Bajo Consumo, frecuentemente utilizada para la conectividad de smartwatches, audífonos, televisores con el teléfono y en este caso ofrece una solución automatizada para que las compañías cuenten con la trazabilidad de todos sus empleados en el regreso a la “nueva normalidad”, y tengan la seguridad de poder detectar con anticipación los casos sospechosos de contagio. 

Nuestro objetivo es ayudar a las empresas a que reabran, para reactivar la economía, garantizando el uso de tecnología estándar, incluso con sensores con los que ya cuenta cualquier celular. Estamos en desarrollo de expandir este mismo sistema para controlar la sana distancia en eventos públicos, para la apertura de cines y conciertos adelantó a ejecentral Guillermo Hernández Hernández, fundador de Lion Group MX, desarrolladores de Tracking Covid. 

Tracking Covid surge a partir de la necesidad de cumplir con las nuevas medidas que señala la OMS y los gobiernos para la reapertura de actividades. Incluso es una tecnología ya adoptada por gobiernos en otros países, el más reciente caso fue Canadá.

El objetivo es saber en tiempo real cómo interactúan las personas en el espacio de trabajo, e incluso detectar cuando alguno presente temperatura alta. Lo cual permite que las empresas que lo utilicen tomen las acciones preventivas ante un posible contagio del nuevo coronavirus, frenando su propagación, y así evitando un nuevo paro de actividades, con lo que mantendrán un equilibrio en su economía. 

Compartir