Compartir

AFP

Aunque está en Nueva York, donde su juicio arranca este martes, el narcotraficante mexicano Joaquín «El Chapo» Guzmán todavía está presente en Sinaloa, el estado que lo vio nacer.

El exjefe del cártel de Sinaloa, de 61 años, está acusado de enviar 155 toneladas de cocaína a Estados Unidos, a donde fue extraditado el 19 de enero de 2017 y donde su juicio iniciará con los primeros alegatos de los fiscales y su defensa.

Pese a la distancia y la gravedad de los cargos que enfrenta, su figura es casi permanente en las calles de Culiacán, la calurosa capital de Sinaloa, y donde instaló un reino basado en el amor y el miedo, en partes casi iguales.

Ahí se venden todavía figurillas con su imagen cargando un rifle y gorras con el número 701, el puesto que ocupó en la lista de multimillonarios de Forbes de 2009, cuando se le calculaba una fortuna de 1.000 millones de dólares.

Además, su historia, incluidas sus dos espectaculares fugas de prisión, ha inspirado series de televisión y películas. YS

ES DE INTERÉS   

Con seguridad inédita, inicia el juicio de «El Chapo»

Compartir