FOTO: FERNANDO CARRANZA GARCIA / CUARTOSCURO.COM

Compartir

Redacción ejecentral

La Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros (Amegas) se quejó por las afectaciones de 3 mil millones de pesos que provoca la crisis de desabasto de combustible en Jalisco.

«Hemos dejado de vender 3 mil millones de pesos, hay que pagar a los empleados, los despachadores, ellos ganan su salario que establece la Ley del Trabajo y sobre todo las propinas, en un trabajo de ocho horas ganan de 300 a 500 pesos de propina, ellos son los que están ahorita sufriendo», dijo.

Sostienen que las ventas diarias en el sector son de alrededor de 300 millones de pesos diarios en las estaciones de servicio, que se han visto disminuidas por el cambio en la logística de Pemex, aseguró Pablo González, presidente de la asociación.

Sostuvo que el abasto no se va a normalizar, pues la entrega por pipas es más lenta y actualmente no hay inventario de reserva en las estaciones de servicio.

«Si se reabre (el ducto), en cinco horas está aquí el consumo de todo un día, en cinco horas se transportan 15 millones de litros, eso lo recibimos diario del poliducto. Habrá que aguantar hasta que el Gobierno decida reabrir el ducto». RB

Compartir