Compartir

Bet Birai Nieto

Han pasado más de 20 años desde que se estrenó en cines la primera película de la saga de Harry Potter. El título quedó en la memoria de todas las edades: Harry Potter y la piedra filosofal, y así comenzó el mundo mágico del hechicero más famoso del mundo. 

A lo largo de siete libros y ocho películas basadas en el personaje de Harry Potter se han mostrado muchos hechizos; por ejemplo, el encantamiento convocador de objetos, llamado Accio; o el defensivo Patronus, y el encantamiento aturdidor llamado Desmaius, son los tres más utilizados.

Entre los encantamientos también podemos descubrir aquellos que forman parte de las tres maldiciones imperdonables, que son tres de los hechizos más poderosos y siniestros conocidos en el mundo mágico: la Maldición asesina (Avada Kedavra), la Maldición Cruciatus (Crucio) y la Maldición Imperius (Imperio). Según el portal de estadísticas Statista, los libros de J.K. Rowling en que se basan las películas, los primeros hechizos han sido empleados al menos en 34 ocasiones, mientras que el tercero 27.

Incluso es imposible no pensar que la fama y la recaudación en taquilla del mago y sus amigos ha ocurrido con estos hechizos, al dejar una buena alcancía desde su lanzamiento, siendo el más rentable el desenlace de la saga: Harry Potter y las reliquias de la Muerte Parte 2”, que alcanzó 1.342.32 millones de dólares en todo el mundo. 

SIGUE LEYENDO:

Analítica | Mujeres centenarias

Analítica | En Rusia, Putin al alza

"Queda prohibida la reproducción total o parcial de las obras y contenidos de esta publicación periódica, por cualquier medio o procedimiento, sin ello contar con la autorización previa, expresa y por escrito o licencia concedida por ESTRICTAMENTE DIGITAL S.C.; toda forma de reproducción no autorizada será objeto de las acciones y sanciones establecidas en la Ley Federal de Derecho de Autor, la Ley de la Protección de la Propiedad Industrial y el Código Penal Federal."
Derechos Reservados ©️, Estrictamente Digital S.C., 2022

Compartir