Compartir

Jonathan Nácar

Desde el 23 de marzo pasado a la fecha, en calles de la Ciudad de México han sido detenidas 9 personas en promedio al día por robos y saqueos a tiendas y establecimientos comerciales. Los asaltos, en su mayoría se han cometido con uso de violencia; sin embargo, la Fiscalía General capitalina ha vinculado a unos 30 de estos infractores, equivalente apenas al 27% de los detenidos desde que la Secretaría de Seguridad Ciudadana puso en marcha el operativo especial para prevenir saqueos ante la emergencia sanitaria por el COVID-19.

Este viernes, la SSC que encabeza Omar García Harfuch, informó que en los primeros 11 días que se ha implementado el dispositivo de prevención y vigilancia en tiendas departamentales, de autoservicio y plazas comerciales de la capital suman 109 detenciones de personas por asaltos violentos, saqueos e intentos de los mismos, los cuales se han registrado en 12 de las 16 alcaldías de la CDMX, equivalentes a casi el 80% del territorio.

Desde el pasado 23 de marzo, la Policía capitalina desplegó un estado de fuerza de 6 mil 200 uniformados, apoyados con 2 mil 868 vehículos para realizar patrullajes permanentes en las inmediaciones de supermercados, tiendas departamentales y de conveniencia de la ciudad a fin de prevenir la comisión de delitos, alteración al orden público, faltas administrativas y vandalismo, en medio de la actual crisis de salud.

Aunque la SSC ha señalado que como parte de estas acciones, las detenciones y hechos violentos han disminuido, y que durante tres días consecutivos no hubo registro de intentos de robos, asaltos y saqueos, apenas ayer, fueron detenidas 11 personas, entre ellos cinco menores de edad, por intentar atracar un establecimiento comercial en la colonia Pueblo de Santiago Atzacoalco, perímetro de la alcaldía Gustavo A. Madero.

La noche del miércoles 1 de abril, en un establecimiento comercial ubicado en la colonia Agrícola Pantitlán, alcaldía Iztacalco, cinco personas más fueron detenidas cuando intentaron sustraer de la tienda, sin realizar el pago correspondiente, una bocina con un valor estimado de más de mil pesos.

Hoy mismo, la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJ-CDMX) informó que a la fecha se han obtenido 30 vinculaciones a proceso contra igual número de personas, durante el período comprendido entre el 23 de marzo y el 01 de abril de señalados por participar en delitos como robo a negocio con y sin violencia, narcomenudeo, daño en propiedad ajena y homicidio, tras los diversos robos y saqueo a tiendas comerciales y departamentales.

En un comunicado, la Fiscalía capitalina detalló que de dichos casos, se dictó prisión preventiva oficiosa contra 10 personas, a una se le ordenó prisión preventiva justificada, a 11 imputados se les dictó otra medida cautelar y ocho pudieron acceder a la suspensión condicional del proceso, de acuerdo a lo establecido en el Código Nacional de Procedimientos Penales (CNPP).

Precisó que, de acuerdo a la legislación vigente,  el “robo a negocio por saqueo” se entiende por aquellos hurtos perpetrados por cuatro o más personas, que irrumpen y se apoderan de objetos de mayor valor (por la fuerza, aprovechando la contingencia o tumulto), independientemente del número de detenidos. Y en este sentido, suman un total de 20 carpetas de investigación por robo a negocio con violencia por saqueo en dicho periodo, y se ha obtenido la vinculación a proceso de 10 probables responsables, dictándose en seis casos la prisión preventiva oficiosa, en uno la prisión preventiva justificada, tres con otra medida cautelar y ocho en que se solicitó la duplicidad del término constitucional.

En su última edición impresa, ejecentral dio cuenta del recuento sobre el brote de este tipo de hechos violentos, los cuales se han focalizado en la CDMX, así como en varios municipios del Estado de México; no obstante, otras entidades como Oaxaca, Puebla, también han registrado incidencia de saqueos y asaltos violentos. Mientras que al menos una decena más de entidades han puesto en marchas diversas estrategias de prevención en campo, así como mediante patrullas en el ciber espacio para detectar los grupos en redes sociales que convocan a cometer este tipo de actos.  

Compartir