Compartir

Jonathan Nácar

El gobernador de Chihuahua, Javier Corral Jurado insistió que para solucionar el conflicto del agua que hay entre agricultores y el gobierno federal lo primordial es el “desmilitarizar”, pues reiteró que el mecanismo de negociación no puede ser a través de funcionarios de seguridad pública, e hizo el señalamiento directo al subsecretario de la SSPC, Ricardo Mejía Berdeja, de quien, aseguró, “ya ha perdido toda calidad moral, política, con nosotros y los productores por todas las agresiones, los insultos, y las calumnias que ha proferido”.

Buscamos una instancia de negociación política para ver exactamente ¿qué más quiere el gobierno federal de Chihuahua?, porque lo que ya estamos entregando (de agua), creo que ya es suficiente. Actualmente se extrae de (las presas) Las Vírgenes agua y de El Granero, con eso es con lo que vamos a poder cumplir nosotros, y así es como vamos a colaborar para que México pague el tratado”, respondió el mandatario a pregunta expresa de ejecentral.

Este martes, en la primera conferencia presencial que realizó el gobernador tras haber superado el semáforo rojo de la pandemia, Corral Jurado acusó a la Comisión Nacional del Agua (Conagua) de haber sido la dependencia que causó el conflicto y la tensión entorno al cumplimiento del tratado de 1944, pues fueron ellos quienes incumplieron con la entrega de agua en 2015, correspondiente al quinquenio del ciclo 34.

Se les olvidó, eso fue lo que nos dijeron ¿Y por qué no pagaron, si había 1600 millones de m3 en las presas internacionales? ‘Se nos olvidó’. Esa falta fue la que nos metió en esa tensión innecesaria porque si se hubiera pagado a tiempo, podíamos haber pedido una prórroga en este quinquenio que lo admite el tratado, lo que no admite es doble falta seguida”, señaló.

El mandatario aseguró que la dependencia que encabeza Blanca Jiménez Cisneros ha sido omisa sobre el ordenamiento de la cuenca del río Conchos, para ajustar las concesiones a la superficie autorizada, y sancionar los aprovechamientos irregulares e ilegales. “Ellos (la Conagua) tienen la información, tienen los nombres y tienen la superficie, ellos pueden hacer esa labor, pero no la han querido hacer”, acusó.

Reiteró que la renuncia que se dio a conocer de subsecretarios generales en la Conagua, se trata de una “purga” que entre varias cosas obedece en el fondo, dijo, a que “nos están dando la razón de lo que hemos venido diciendo a lo largo del conflicto, pues son ellos en muchos lo que han provocado este desorden y este conflicto, esta tensión innecesaria”.

Tras reiterar que su gobierno mantiene la postura de los agricultores acerca de no extraer agua de La Boquilla, pues de por sí ya tiene merma en su almacenamiento útil, el gobernador explicó que contrario a lo que ha señalado la Conagua, Chihuahua sí está cumpliendo con el cumplimiento del tratado internacional, y lo está haciendo con creces pese a la condición de extrema sequía que atraviesa.

Al día de hoy de todo lo que México le ha pagado a Estados Unidos, algo así como mil 850 millones de m3, nuestra entidad, en un escenario de sequía extrema, ha aportado el 46% de esa cantidad. Del total que se pague, cerca de 2 mil 150 millones de m3, Chihuahua va a portar el 42% de todo el pago.

Esto significa más de 910 millones de m3, que es una cantidad superior a lo que en condiciones normales el estado ha pagado en los 10 años anteriores.
Corral Jurado aseguró que algo que no ha querido explicar y que “siguen faltando a la verdad” los funcionarios federales es que en el tratado de 1944 no se establece ningún porcentaje para ningún de los ríos tributarios, “esto no es cierto, esto es falso”, refutó.

Consideramos que con lo que ya se está extrayendo de las Vírgenes hacia el Granero, y del Granero hacia el río Bravo, esto es lo que Chihuahua puede realmente aportar, no se puede más. No hay posibilidades materiales de que salga más agua de la presa El Granero, toda vez que la obra de toma sólo permite una extracción de 22 m3 por segundo, algo así como 1.9 millones de m3 diarios y eso es lo que va a salir de aquí al 24 de octubre”, sentenció.

Sobre la visita del presidente Andrés Manuel López Obrador prevista para el próximo fin de semana, el mandatario aseguró que no ha sido convocado oficialmente, pero señaló que el presidente es bienvenido en el estado, pues, aunque dijo que “jamás nos vamos a someter, nunca nos vamos a agachar, nunca vamos a trastocar la dignidad del pueblo de Chihuahua; tampoco vamos a ser nunca descorteces en modo alguno”.

Y añadió, “no queremos la ruptura lo que buscamos es el diálogo y la oportunidad de precisarle al presidente muchas cosas de las que esta desinformado o mal informado, si me invitan ahí estaré y él será bienvenido siempre a Chihuahua”.

Compartir