Compartir

ejecentral

Shhhhhhh. No lo digan, pero no ha gustado mucho en el gobierno federal la forma como inició el procurador Jesús Murillo Karam su tarea de investigación in situ sobre los hechos sangrientos en Iguala. Don Jesús fue a Iguala por instrucciones del presidente Enrique Peña Nieto y este martes presidió la primera reunión de trabajo. Lo que arqueó los ojos en la ciudad de México es la forma desenfadada, semi acostado sobre la silla durante la reunión de trabajo, que mostró a un procurador un podo displicente, muy poco serio y proyectando una imagen de pereza. Mmmmm. Nada que ver con la energía y el rigor que quieren transmitir en el gobierno la imagen sobre la decisión de resolver las cosas en Iguala.

Compartir