Foto: Cuartoscuro

Compartir

Oscar Santillán

Aunque Rosario Robles Berlanga y su defensa mantenían la esperanza de que este martes la exsecretaria de Estado recuperara su libertad. No fue así. El juez Felipe de Jesús Delgadillo Padierna determinó mantener la prisión preventiva que pesa sobre la extitular de Desarrollo Social.

La razón que argumentó el juez: en todo momento los abogados y la propia Rosario Robles han mentido. “El Sistema Acusatorio tiene dientes y con sus mentiras activaron sus dientes”, sentenció el magistrado, quien es sobrino de Dolores Padierna y de René Bejarano, dos viejos experredistas que se confrontaron políticamente con la ex jefa de Gobierno. 

Para Delgadillo Padierna la idoneidad de la medida se fundó en que en todo momento tanto la defensa como la exsecretaria manifestaron un comportamiento procesal desleal. Como ejemplo, argumentó, está el hecho de que se mintió sobre el domicilio real de Robles Berlanga y de que a pesar de que argumentó carencias económicas tuvo la posibilidad económica de viajar a Costa Rica. 

“En ese sentido su restricción se estima válida porque puede sustraerse de la acción de la justicia”, abundó el juez. Además refirió que la prisión preventiva es la mínima intervención que se le puede hacer a la exsecretaria. 

En respuesta los abogados de Robles Berlanga quisieron dejar claro una cosa: “(Usted, en referencia al juez) no ha dejado de ser imparcial. Presenta una manifiesta animadversión y parcialidad”. 

La exfuncionaria habló antes de que el juez cerrara la audiencia. Vestida con una blusa color beige la exsecretaria en todo momento se mostró molesta. Incluso como medida de protesta, todo el tiempo que permaneció en la Sala 1 del juzgado portó colgada de su cuello la licencia de conducir donde, según su defensa, se comprueba que siempre ha habitado en su casa de Los Reyes, Coyoacán. 

Y cuando se le cedió la palabra dijo: “jamás he mentido sobre mi domicilio. (…) Quien ha mentido es el Ministerio Público”. En ese momento, Rosario mostró su licencia de conducir permanente. 

Luego se lanzó contra el juez. La extitular de Desarrollo Social le reclamó a Delgadillo Padierna el haber tomado el juicio pese a sus vínculos familiares con la diputada federal de Morena, Dolores Padierna. “Por ética debió haberlo informado desde un principio”, le soltó. 

Después esgrimió un rosario de argumentos. Primero argumentó que nunca había dicho que estuvo en Costa Rica; negó haber ganado 200 mil pesos al mes como funcionaria pública, lo cual puede demostrar, dijo, con sus recibos de nómina. “Gastaba dinero porque comía”. 

Respondió que no contaba con una red de funcionarios que la auxiliara, como lo dijo el juez, sino de una red de amigos leales y trabajadores. Y emitió su propia sentencia. “Quiero dejar en claro que se viola mi derecho. Se trata de una venganza política. No es un asunto de justicia”, denunció. 

El juez Delgadillo Padierna tomó la palabra y siendo las 16:41 horas declaró cerrada la audiencia. A Rosario Robles se le ratificó la prisión preventiva. 

Una vez afuera de los juzgados, el abogado de Robles, Julio Hernández Barios anunció que apelará la decisión, que tachó de equivocada, injusta y mentirosa. “Vamos a interponer el recurso, seguramente en los próximos tres días, que es el plazo que nos da la ley, y si no pues iremos de nuevo al tribunal unitario que va a revisar el papel del juez, no creo que con mucho gusto”. 

Su hija, Mariana Moguel reiteró ante los medios que su madre, Rosario Robles era una presa política y que el juicio por ejercicio indebido del servicio público era una venganza. Lo que sigue es una audiencia programada para el 13 de diciembre.RB

ES DE INTERÉS

Rosario Robles se queda presa por riesgo de fuga

Hacienda presentó segunda denuncia contra Rosario Robles

En 3 días se decide futuro de Rosario Robles

Rosario Robles busca libertad condicional en comparecencia

Aplazan audiencia para resolver amparo de Rosario Robles

Defensa confía que Rosario Robles dejé la cárcel la próxima semana

Capricho y estafa, las metas incumplidas de Rosario Robles


Compartir