Foto: AFP

Compartir

Redacción ejecentral

Tras un lapso de dos meses y medio bajo las restricciones de una estricta política de confinamiento y distanciamiento social, las autoridades de la ciudad de Wuhan, China (epicentro mundial de la pandemia de coronavirus), decretaro el fin del encierro obligado.

A partir de la medianoche de este miércoles, los 11 millones de habitantes de la capital de la provincia de Hubei se vieron liberados de las restricciones impuestas desde el pasado 23 de enero.

De acuerdo con estimaciones del gobierno chino, tras el levantamiento de las medidas, tan sólo este miércoles, al rededor de 55 mil foráneos que permanecían atrapados abandonarán Wuhan vía tren.

Tal es el caso de Hao Mei, una mujer de 39 de años de edad que se vio obligada a abandonar a sus dos hijos durante los más de dos meses de encierro, después de que al terminar con su jornada laboral en una cantina escolar de Wuhan, se le impidiera retornar a su ciudad de residencia, Enshi.

«Me he levantado a las cuatro hoy. ¡Me siento tan bien! Al principio, lloraba cada noche. Me sentía mal, porque mi hija es aún muy joven. Tiene apenas diez años», declaró Mei mientras ponía rumbo a su hogar, a 450 kilómetros de Wuhan.

Del mismo modo, desde las primeras horas de la mañana se pudo observar una intensa presencia de automóviles y camiones, formándose para pasar los peajes en los límites de la ciudad y tomar las carreteras ya liberadas de controles.

Según las principales líneas de investigación de las autoridades sanitarias, el origen del virus SARS-CoV-2 y de sus primeras transmisiones a humanos, fue un mercado en Wuhan dedicado a la venta de animales exóticos.

La magnitud del brote viral en esta ciudad fue mucho mayor que en cualquier otra localidad china, llevándola a ubicarse como la más afectada del gigante asiático, con un total de 2 mil 500 fallecimientos; más de la mitad de los 3 mil 330 decesos que se registraron a lo largo de todo el país.

Pese al fin del confinamiento, los ciudadanos de Wuhan aún no regresarán por completo a la normalidad, sino que deberán respetar una serie de estrictas medidas sanitarias para evitar una segunda oleada de contagios.

En este sentido, las escuelas permanecerán cerradas, las actividades y movimientos deberán mantenerse reducidas en la medida de lo posible, el uso de mascarillas en las calles será obligatorio y las personas que deseen abandonar la ciudad, tendrán que someterse a cuarentenas de 14 días, una vez en su lugar de destino. EVR

ES DE INTERÉS:

Llegan a México insumos médicos procedentes de China

‘Estamos aterrorizados’ ante Covid-19, dicen migrantes en México

Compartir