Compartir

Redacción ejecentral

Aunque el inicio de la pandemia por Covid-19 en México, implicó que en marzo pasado se recibiera el mayor registro de reportes al 911 de casos de violencia contra las mujeres en los últimos cuatro años y lo que va del año en curso, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero aseguró que el 2020 “no es el año de mayor violencia ni de mayor número de feminicidios”.

Durante el octavo informe mensual del Grupo Interinstitucional de Estrategias contra las Violencias (GIEV), la titular de la Segob reconoció que en cuanto al a violencia contra las mujeres el país atraviesa no sólo la pandemia a causa de Covid-19, sino “es una pandemia también de violencias”, ante lo cual aseguró que el abatir esta situación es uno de los objetivos prioritarios del gobierno actual.

“Este eje transversal, que cruza todas las acciones del gobierno en todas las secretarías de Estado, tiene como objetivo claro, prioritario, específico disminuir y erradicar las violencias contra las mujeres y sancionar, sancionar a las violencias (…) Pero hay una gran responsabilidad de nosotras y sobre todo hay una corresponsabilidad también de la población que ha sido, por supuesto, vulnerada por estas violencias”, sostuvo la ministra en retiro.

Acompañada por representantes de Instituto Nacional de las Mujeres, de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia en contra de las Mujeres, del Instituto Nacional de Desarrollo Social, del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral para la Familia; así como del Centro Nacional de Información del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad, la titular de la Segob sostuvo que, considerando que el delito de feminicidio fue tipificado como tal recientemente, fue entre 2014-2015 cuando la violencia contra las mujeres alcanzó un 40%, y en este 2020 tiene un aumento del 5 por ciento.

“O sea, de venir en una curva ascendente verdaderamente vertiginosa, vertiginosa en los años previos, hoy estamos si no en una meseta, cuando menos, en mucho menos, estar repuntando, es decir es un repunte moderado o si no básicamente en meseta”, refirió Sánchez Cordero.

Trazabilidad total

Al señalar que, de acuerdo con los números reportados por las fiscalías del país, y los reportes recibidos a través del 911 y el 089, el 2020 para los feminicidios podría considerarse “atípico” a causa de la pandemia, David Pérez Esparza, titular del Centro Nacional de Información (CNI) del SESNSP señaló una disminución y al corte de septiembre se registraron 77 casos (de feminicidio), cuando en diciembre de 2018, cuando inicia el actual gobierno, hubo 98.

“La tasa de crecimiento en algunos municipios en casos de feminicidio, 40, 30 por ciento, ahorita si bien es cierto, yo sería de los primeros en decir que hace falta mucho por hacer todavía, no estamos en esos niveles, afortunadamente hay un proceso de contención, es muy evidente también en el caso de homicidios, en total, este mes se redujo 8.4 creo que es una cifra que paso de lleno en la prensa, 8.4 por ciento, si fuera positivo sería un escándalo, negativo también que recocerlo y en el caso de feminicidios 77 es muchísimo, uno sería inadmisible, pero estamos lejos de los casi cien que se presentaron a inicio de este gobierno”, subrayó.

Al hablar respecto el registro de los reportes de casos de violencia contra las mujeres, y el de los feminicidios respecto a los estados y municipios en los que se presentan, que incluso es información que se especifica por colonias y calles dónde se cometen estos crímenes, Pérez Esparza destacó que el fenómeno del feminicidio no es generalizado ni siquiera a nivel municipal, por lo que la focalización, subrayó, “inclusive algunos casos a nivel manzana podría ser muy elemental”.

Precisamente para generar la trazabilidad con todos los casos de violencia contra la mujer, el titular del CNI informó que con el Grupo Interinstitucional se inició el Sistema Multifuente, con apoyo de las llamadas de emergencia, considerando los registros del 911 “no solamente como un instrumento para que el Estado mexicano responda, sino también para generar inteligencia y políticas públicas a nivel de cuadra, estaríamos en otro nivel, estamos impulsando eso y ojalá hubiera una discusión en ese sentido”, destacó.

A inicios del mes se anunció que al menos una decena de fuentes de información, entre las cuales se incluían las llamadas al 911, el Registro Nacional de Detenciones, y los reportes de redes sociales, entre otros, darían lugar a la conformación del nuevo Sistema Multifuente, desarrollado por la la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), a través del SESNSP y el CNI, enfocado a reducir la cifra negra (delitos que no se denuncian) y para generar inteligencia policial.

Compartir