Foto: Cortesía

Compartir

Redacción ejecentral

Médicos forenses de la Procuraduría General del Estado de Hidalgo (PGJ) se equivocaron al tomar las pruebas de ADN a familiares que buscan reconocer a sus seres queridos que perdieron la vida durante la explosión de un ducto de Pemex en Tlahuelilpan, el pasado 18 de enero.

Lo anterior fue confirmado por el titular Raúl Arroyo González, quien señaló que las muestras deberán ser tomadas por segunda vez, ya que las primeras muestras se tomaron a parejas, concubinos o cónyuges de las víctimas, en lugar de hacerlo con hijos, madres, padres, hermanos o parientes consanguíneos, es decir, con quienes sí compartieran sangre.

Este inconveniente retrasará el proceso de identificación de los 53 cadáveres de personas que murieron en el lugar de la explosión y que no han sido identificados, publicó La Jornada. MM

ES DE INTERÉS

74% rechaza indemnizar a víctimas de Tlalhuelilpan

SFP indaga posibles faltas por explosión en Tlahuelilpan

Concluye etapa de emergencia por explosión en Tlahuelilpan

Suman 118 muertos por explosión de ducto en Tlahuelilpan

Compartir